Escapando de la Trampa del Ingreso Medio

El crecimiento econ贸mico no es un proceso estable, lineal o sin sobresaltos.

Escapando de la Trampa del Ingreso Medio
Photo by Vu Nguyen on Unsplash

El crecimiento econ贸mico no es un proceso estable, lineal o sin sobresaltos. La existencia de periodos de crecimiento d茅bil y de estancamiento, junto a otros de enorme dinamismo, llev贸 a economistas y observadores a formular teor铆as para captar este hecho y para tratar de explicarlo.

Una de las teor铆as, con reflejo emp铆rico, m谩s relevante es la llamada "trampa de ingresos medios" (MIC, por sus siglas en ingl茅s). Se trata de una 鈥渂arrera invisible鈥 que reduce el crecimiento cuando el PIB per c谩pita alcanza cierto valor. No ha habido una 煤nica definici贸n para este concepto desde que el Banco Mundial introdujo el t茅rmino en 2006, pero el consenso acad茅mico define la trampa de ingresos medios como el conjunto de mecanismos que explican c贸mo el ingreso per c谩pita de un pa铆s queda atrapado en el rango de $5,000 a $10,000.

Seg煤n la literatura, un pa铆s atrapado en una trampa de ingresos medios ha perdido su ventaja competitiva en la exportaci贸n de bienes manufacturados debido al aumento de los salarios y, al mismo tiempo, no puede competir con econom铆as m谩s desarrolladas en el mercado de alto valor agregado.

En nuestro art铆culo 鈥淐onvergence Speed and Growth Patterns: A Dynamical Systems Approach鈥, publicado en la revista Computational Economics, proponemos un nuevo indicador de convergencia basado en las nociones de velocidad y aceleraci贸n de convergencia con respecto a un pa铆s de ingresos altos de referencia utilizando el enfoque de sistemas din谩micos. Utilizando este indicador, caracterizamos los patrones de crecimiento e identificamos la etapa de desarrollo de diferentes pa铆ses y regiones, y destacamos una ruta para escapar de las trampas de ingresos medios y bajos. Este indicador, frente a los disponibles, tiene la ventaja de que no es anticausal. No es necesario conocer valores de crecimiento futuros para determinar la situaci贸n de estancamiento en un a帽o dado, solo los precedentes.

Para tener una vista r谩pida de las actuaciones hist贸ricas comparativas, hemos representado la velocidad de convergencia frente a la relaci贸n de GNI, promediada desde 1981 hasta 2020.

Se han excluido los pa铆ses con series de datos inferiores a 30 a帽os porque sesgar铆an los resultados, por lo que el gr谩fico contiene 37 elementos. Entre los pa铆ses excluidos, 10 formaron parte del bloque sovi茅tico antes de 1990 (Polonia, Hungr铆a, Rep煤blica Checa, Croacia, Estonia, Lituania, Kazajist谩n, Rumania, Serbia) y 3 eran estados 谩rabes (Qatar, Kuwait y el Estado de Palestina).

A pesar de la amplia gama de velocidades de convergencia, el gr谩fico muestra patrones bien definidos. Para resaltarlos, hemos a帽adido cuatro regresiones lineales, colocando un c铆rculo alrededor de los puntos utilizados para calcular cada una de ellas. El eje horizontal captura su valor logar铆tmico y el eje vertical es la ra铆z cuadrada.

Hemos llamado al grupo de convergencia m谩s r谩pida el "canal asi谩tico". Incluye a todas las naciones asi谩ticas excepto Jap贸n. Desde las econom铆as m谩s d茅biles de este grupo (Bangladesh, Pakist谩n e India) hasta los Tigres (Singapur, Corea y Hong Kong), las econom铆as asi谩ticas muestran velocidades de convergencia crecientes y relaciones de GNI. Irlanda se encuentra dentro de este grupo, aunque no se utiliz贸 para calcular la regi贸n. Los pa铆ses en el grupo perif茅rico europeo, incluida Israel, experimentan una reducci贸n de la brecha, pero con velocidades de convergencia decrecientes. Pa铆ses como Italia, Espa帽a y Portugal cerraron su brecha de GNI con Estados Unidos, pero la velocidad de convergencia es casi plana para este conjunto. Nueva Zelanda y Australia tambi茅n caen dentro de este grupo.

En el otro extremo del gr谩fico, el "canal africano" muestra una disminuci贸n de la velocidad de convergencia a medida que experimenta un aumento en su relaci贸n de GNI per c谩pita. Estos pa铆ses experimentan velocidades de convergencia negativas, lo que sugiere que est谩n en una trampa de ingresos bajos a largo plazo. Jamaica muestra un comportamiento similar. En cuanto a los pa铆ses de Am茅rica Latina, Colombia y Per煤 han disfrutado de velocidades de convergencia promedio d茅biles pero positivas. Es relevante que M茅xico y Argentina, a menudo mencionados como ejemplos de econom铆as atrapadas, se han alejado del GNI de Estados Unidos, mientras que la velocidad de convergencia de Brasil es casi nula. Llamamos a este grupo el "punto de inflexi贸n de Am茅rica Latina" porque se encuentra justo debajo del "canal asi谩tico".

Hay tres grupos adicionales. En primer lugar, las naciones europeas centrales m谩s ricas, Canad谩 y Jap贸n, disfrutan de GNI altos, pero han tenido una divergencia a largo plazo de Estados Unidos. En segundo lugar, Botswana, Panam谩, Chile y Mauricio tienen un rendimiento similar al asi谩tico, convergiendo m谩s r谩pido que sus respectivos grupos regionales naturales por regi贸n. Por 煤ltimo, los pa铆ses 谩rabes no muestran un patr贸n regular.

Es dif铆cil extraer prescripciones de pol铆tica econ贸mica en an谩lisis globales generales como el presentado. Se requieren an谩lisis micro y nacionales para capturar la especificidad de cada caso y la naturaleza de la trampa diagnosticada. Entre los factores que la investigaci贸n considera relevantes para explicar el crecimiento estancado, los rendimientos decrecientes del capital, el agotamiento de la mano de obra barata, la calidad insuficiente del capital humano, o la inseguridad jur铆dica son particularmente relevantes.

Nuestros resultados muestran que la mayor铆a de los pa铆ses identificados como atrapados a diferentes niveles de ingresos (por ejemplo, los pa铆ses africanos) sufren cr贸nicamente de estos problemas. Nuestros hallazgos tambi茅n se帽alan a un grupo de pa铆ses que han ganado suficiente impulso para escapar de sus trampas de ingresos bajos o medios a trav茅s de mayor competencia, reformas educativas, subsidios a la innovaci贸n o un mejor acceso a financiaci贸n internacional.

Gonzalo G贸mez Bengoechea desea agradecer a la alumna colaboradora del Departamento de Econom铆a, Teresa S谩nchez Briones, su colaboraci贸n en la elaboraci贸n de este post.